¿Cómo cuidar a tu gato después de esterilizarlo?



Como dueño de felinos, probablemente hayas escuchado acerca de la esterilización de gatos. Este es un procedimiento que implica la eliminación de sus órganos reproductivos. En los machos, se llama castración y consiste en quitar los testículos, mientras que en las hembras se llama ovario histerectomía y se retiran los ovarios y el útero. Esta operación es muy común y para ayudarte en el proceso te traemos un artículo acerca de cómo deben ser los cuidados después de la esterilización. ¡Sigue leyendo!

La principal razón para esterilizar a los gatos es controlar su población. Cada año, nacen miles de gatitos sin hogar, y muchos terminan en refugios o viviendo en las calles. Esterilizar a los gatos ayuda a reducir este problema, ya que impide que tengan más crías. En algunos casos, la esterilización también mejora la salud y el comportamiento de los gatos. En las hembras, reduce el riesgo de cáncer de mama y previene infecciones graves del útero. En los machos, elimina el riesgo de cáncer testicular y puede reducir comportamientos problemáticos.

Como se trata de un procedimiento quirúrgico, el felino debe contar con tiempo de descanso y reposo, para que, de esta manera, las heridas puedan sanar correctamente, lo que mejore su calidad de vida.

¿Cuáles son los cuidados después de la esterilización?

Después de la esterilización, es esencial proporcionar cuidados adecuados a tu gato para asegurar una recuperación rápida y sin complicaciones, estos no solo deben tratarse de medicamentos, sino también engloban una serie de elementos que rodean al felino que es necesario que tengas bajo control para evitar complicaciones. A continuación, te mostramos una guía acerca de los cuidados después de la esterilización que puedes seguir:  

Ambiente tranquilo y seguro: 

  • Lugar de recuperación: Proporciona a tu gato un lugar tranquilo y cómodo para descansar. Mantenlo alejado de otros animales y ruidos fuertes. 
  • Evitar saltos y juegos: Limita la actividad física del gato. Evita que salte, corra o juegue en exceso para prevenir daños en la incisión.

Monitoreo de la incisión: 

  • Revisión diaria: Inspecciona la incisión diariamente para asegurarte de que no haya signos de infección, como enrojecimiento, hinchazón, secreción o mal olor. 
  • Mantener la herida limpia: Asegúrate de que la herida se mantenga limpia y seca. Evita que el gato se lama la incisión.

Uso del collar isabelino o cono: 

  • Prevención del lamido: Si el gato intenta lamerse la herida, utiliza un collar isabelino (cono de recuperación) para evitar que lo haga. Esto es crucial para prevenir infecciones y facilitar la cicatrización.


Medicación

  • Seguir instrucciones del veterinario: Administrar cualquier medicación recetada por el veterinario, como analgésicos o antibióticos. Sigue las dosis y horarios indicados estrictamente. 
  • Observación de efectos secundarios: Observa al gato para detectar cualquier efecto secundario de la medicación, como vómitos, diarrea o letargo, y comunica cualquier preocupación al veterinario.

Observación de Comportamiento:

  • Actividad y Letargo: Observa el nivel de actividad del gato. Un poco de letargo es normal después de la cirugía, pero sí parece excesivamente apático o no mejora después de 48 horas, consulta al veterinario. 
  • Eliminación: Vigila los hábitos de orina y defecación del gato. Si hay problemas para orinar o defecar, contacta al veterinario.

¿Cómo debe ser la alimentación después de la esterilización? 

Hidratación:

Asegúrate de que el gato tenga acceso a agua fresca y limpia en todo momento.

Alimentación Gradual: Ofrece comida en pequeñas cantidades inicialmente. Es normal que el gato tenga menos apetito el primer día después de la cirugía, pero debería volver a comer normalmente en uno o dos días. Incluye alimentos secos como: 58 Cat, formulado con proteínas como pollo y pescado de alta calidad que le proporcionará la nutrición necesaria para ayudarlos en su recuperación.  

¿Cuánto debe ser el reposo de mi gato?


El período de reposo para un gato es un paso importante dentro de los cuidados después de la esterilización es crucial para asegurar una buena recuperación. ¡Ten en cuenta nuestros consejos! 

Período de reposo

Inmediato postoperatorio (Primeros 24-48 horas): 

  • Descanso absoluto: Durante las primeras 24 a 48 horas después de la cirugía, es fundamental que el gato descanse en un lugar tranquilo y seguro. Este es el momento en que el gato estará más somnoliento y podría estar bajo los efectos residuales de la anestesia.
  • Monitoreo constante: Supervisa de cerca al gato para asegurarte de que no se lama la incisión y que no haya complicaciones como vómitos o dificultades para respirar.

Primeros 7-10 días:

  • Actividad limitada: Durante la primera semana, a diez días, es importante limitar la actividad física del gato. Evita que salte, corra, o juegue vigorosamente para permitir que la incisión sane adecuadamente.

Cuidados especiales para hembras: 

  • Tiempo de recuperación más largo: Las hembras pueden necesitar un poco más de tiempo para recuperarse completamente, ya que la o histerectomía es una cirugía más invasiva en comparación con la castración de los machos.

Señales de recuperación completa que deberían alegrarte 

  • Energía normal: El gato debería recuperar su nivel normal de energía y actividad gradualmente después de la primera semana. El comportamiento del gato, incluyendo sus hábitos de alimentación y eliminación, debería volver a la normalidad dentro de este período.
  • Incisión curada: La incisión debería estar completamente cerrada y sin signos de infección después de aproximadamente 10-14 días.

¡Complicaciones! Signos de que algo no está bien con la esterilización 

Aunque esta es una cirugía rutinaria y segura, es importante estar atento a posibles complicaciones. Parte de los cuidados después de la esterilización es estar atenta a algunos signos como:  

  • Sangrado excesivo de la herida. 
  • Pérdida de apetito persistente después de 24-48 horas. 
  • Vómitos o diarrea continuos. Letargo extremo o debilidad. 
  • Dificultad para orinar o defecar. 
  • Hinchazón severa o enrojecimiento en el sitio de la incisión.


¡Somos Vestigium Group!    

Síguenos en IG a través de @vestigiumgroup y encuentra más tips y datos interesante. 

Artículo revisado y aprobado por @drottotv

Newsletter

Puedes darte de baja en cualquier momento.
Total artículos (0)
Buscar